Una vez más lamentamos la “falta de concreción y de transparencia” del vicepresidente y consejero de Industria, Arturo Aliaga, ante las preguntas formuladas por nuestro portavoz parlamentario, Álvaro Sanz, esta tarde en la Comisión de Industria de las Cortes, en relación con la planificación de los parques eólicos y fotovoltaicos en la comunidad y la unión de las pista de esquí.

Sanz ha recordado la participada manifestación de este domingo en Zaragoza bajo el lema “renovables sí, pero no así” convocada ante la amenaza para el territorio que supone el desarrollo “descontrolado” y la “colonización” de las comarcas de macro proyectos energéticos. El diputado ha pedido a Aliaga que escuche el clamor de estos territorios y de los colectivos conservacionistas. “La rapidez con que surgen, se autorizan y construyen estos proyectos hace que sea urgente el cumplimiento de los acuerdos de esta Cámara sobre la planificación territorial y la protección de los espacios más sensibles, por su valor paisajístico o por el valor de su biodiversidad”, ha señalado Sanz.

No es la primera vez que reclamamos respuestas en las Cortes sobre este asunto. Sanz pidió al presidente de Aragón, Javier Lambán que informara ante el Pleno de los trabajos de elaboración del Plan de ordenación territorial de los recursos energéticos renovables y solicitó vía pregunta oral y escrita a los responsables de Medio Ambiente, Industria, Ordenación del Territorio y Presidencia, información sobre ese Plan. Es en las respuestas escritas cuando los responsables de Medio Ambiente, Vertebración y de Industria comienzan a reconocer “alguna responsabilidad” en el despliegue de las renovables.

Hoy Sanz ha preguntado al consejero por las medidas que están implantando o tienen previsto para que se puedan conciliar la expansión de estos macro parques con la protección de la biodiversidad y si hay protocolos de coordinación entre departamentos. También el diputado ha pedido a Aliaga que explique porqué no actúa si existen informes de técnicos de medios ambiente con recomendaciones de paradas puntuales de aerogeneradores por la alta mortandad de especies protegidas.

Aliaga no ha ofrecido los datos que Sanz ha pedido por lo que el diputado le ha exigido transparencia y que garanticen que no haya autorizaciones de parques en zonas de alta sensibilidad ambiental, incorpore los colectivos a la Mesa de la Energía y ponga por delante el interés general.

Unión de estaciones

“Crear sinergias para reforzar la competitividad” es como define Aliaga a los proyectos relacionados con el esquí en Aragón. Sanz ha preguntado por los criterios con los que el Gobierno aragonés justifica la sostenibilidad de los proyectos de unión de estaciones de esquí o la ampliación de determinados dominios esquiables sobre los que dio el aval para la financiación de una parte de ellos mediante la convocatoria extraordinaria de desarrollo de turismo sostenible del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, dirigidos a entidades locales.

El diputado ha planteado nuestras dudas sobre el contenido real de los proyectos y de su adecuación al PIGA y por cómo se va a gestionar unas inversiones públicas que benefician y gestionan al menos dos entidades privadas.

“No escuchan a los expertos que avisan de las consecuencias del cambio climático para el sector de la nieve al que soportan con fuertes inyecciones de fondos públicos justificados por la falta de alternativas de empleo en los valles donde están ubicadas las pistas de esquí”, ha aseverado Sanz para reiterar que el proyecto de la unión de estaciones no es “ni sostenible ambientalmente ni resiliente, choca con la filosofía de los fondos europeos y, sin ninguna duda van a estar cuestionados por la UE, que puede exigir la devolución de los fondos”.

En su opinión, “es una verdadera lástima que utilicemos los fondos de transformación y resiliencia para destrozar nuestras montañas, y no haberlos utilizado para diversificar nuestro sector turístico y vertebrar el territorio ofreciendo unos valores culturales y ecosistémicos de gran riqueza”.