Exigimos a los Gobiernos central y autonómico que actúen para evitar el posible cierre de la central térmica de Andorra en 2020, lo que conllevaría la destrucción de 500 puestos de trabajo directo y 4.000 indirectos. A pesar de que todavía no hay notificación oficial por parte de Endesa que confirme esta noticia, nuestro Coordinador General, Álvaro Sanz, nuestra alcaldesa en Andorra, Sofía Ciércoles, y nuestra portavoz en las Cortes, Patricia Luquin, han reaccionado porque de “hacerse realidad” supondría “dejar vendida” a las cuencas mineras aragonesas, dejarlas sin futuro inmediato.

La noticia ha saltado esta madrugada. Enel, principal accionista de Endesa, señaló ayer por la tarde el cierre de sus centrales de Compostilla (León) y Andorra (Teruel) el 30 de junio de 2020 durante la junta general de accionistas celebrada este jueves en Roma. En este sentido, Ciércoles pide a Endesa que respondan de una vez si eso es cierto o no.

En su opinión, es un momento de “malestar y desesperación” entre la ciudadanía de las cuencas mineras y por ello insta al Gobierno de Aragón y al Gobierno central a que hagan algo, “porque desde Madrid poco han hecho en los últimos años y el tiempo se está consumiendo”. “Sólo pedimos a Endesa que respondan ya de una vez si eso es cierto o no es cierto. No compartimos para nada que se tenga que cerrar la central térmica cuando creemos que sigue siendo rentable y competitiva”, ha remarcado.

“No podemos permitir que entre todos se cierre una comarca, la de Andorra-Sierra de Arcos, a la que se le debe mucho y que está luchando”, ha enfatizado para reiterar que tiene que haber una alternativa al cierre, ya que es necesaria una reserva estratégica del carbón y se tiene que nacionalizar de una vez por todas.

Sobre este asunto, sobre la nacionalización del sector energético, nuestro Coordinador General, Álvaro Sanz, ha manifestado la necesidad de recuperar para lo público, de nacionalizar este sector vital que tiene dimensiones más allá que la de proporcionar un derechos básico como es la energía. En su opinión, “sólo la planificación pública puede garantizar que los cambios que haya que hacer en el sector lleguen de la forma menos traumáticas”.

En este sentido, Sanz denuncia la “incapacidad” de este Gobierno y de los anteriores para construir una alternativa real para la economía de esta zona que garantice la vida en un territorio que hoy depende del sector”.

Además de confirmarse la noticia, nuestro Coordinador advierte que “Enel no tiene voluntad alguna” y, por ello, denunciamos “los incumplimientos de la multinacional que bajo argumentos ambientales solo busca resultados económicos”.

Por su parte, Patricia Luquin, que la ha calificado como “la peor noticia que podríamos escuchar cuando no hay alternativas”, y ha recordado en reacciones a los medios de comunicación, que siempre hemos defendido la apuesta por unas nuevas propuestas, por la reconversión, por la posibilidad de poder llevar empresas a las cuencas mineras aragonesas. Nuestra portavoz parlamentaria también ha sido muy crítica con el Gobierno central al que le exige, junto con el Ejecutivo de Lambán, que “adopte todas medidas necesarias para garantizar que puede haber un futuro en esta zona porque Aragón no puede permitirse permitir cerrar la central sin una alternativa”.

Por último, desde el Ayuntamiento de Andorra ya han solicitado, a través de una carta, mantener reuniones con los responsables de Endesa, con el secretario de Estado de Energía, Daniel Navia; con el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, y con los sindicatos del territorio. También va a mantener un encuentro con todos los concejales del Consistorio andorrano.