Mañana llevaremos mañana al Pleno de las Cortes de Aragón el proyecto de la variante de Binéfar. En concreto, la portavoz, Patricia Luquin, preguntará al consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, sobre el Proyecto de Inversión de la Variante de conexión N-240 con A-140 y A-133, por municipio de Binéfar. La variante uniría la carretera de Lérida, con la de Tamarite y la de San Esteban, evitando el paso por la localidad del tráfico pesado.

Cabe recordar que conseguimos 150.000 euros de partida en los presupuestos de la Comunidad de este año para revisar el proyecto a instancias de Cambiar Binéfar, que lo califica de “sobredimensionado” y apuesta por redactar un nuevo proyecto más ajustado a las necesidades reales de Binéfar y de la Litera Alta en clave de sostenibilidad económica, social y ambiental y que acorte los plazos. Un proyecto que posibilite la implementación de un plan de movilidad urbana que hiciera compatible el desarrollo comercial armónico de Binéfar con la calidad de vida de las y los vecinos.

Y es que el proyecto cuenta con una concepción de vía rápida elevada con una longitud de 4.5 km y una superficie de expropiación de 153.000 m2, con un presupuesto previsto de más de 8 millones de euros, que conlleva la construcción de vías laterales para dar continuidad a los caminos rurales y cantidades ingentes de acopios de áridos procedentes de la sierra y que actuaría como un elemento físico fragmentador del territorio.

Para Cambiar Binéfar, “la situación de tráfico viario es insostenible”. Diariamente la población está sometida al tráfico pesado de mercancías y animales que “necesariamente debe atravesar nuestro casco urbano para conectar territorialmente la Litera Norte con el resto del mundo”, señala en concejal de Cambiar Binéfar, José María Isábal. En su opinión, esta situación “se va a agravar”, sin duda, por los asentamientos agroindustriales que están en fase de ejecución, y por el crecimiento urbano y las infraestructuras públicas presentes (residencia de la tercera edad y polideportivo Los Olmos) y futuras (centro de salud y colegio de infantil y primaria, ambos en construcción) en la zona de paso de este creciente tráfico rodado.

“Todo ello, con el agravante de los cuellos de botella que se dan en las calles Benito Coll y, sobre todo, en la prolongación de la calle Lepanto. Las gentes de Binéfar y de la Comarca de La Litera necesitan urgentemente esta variante. No es un capricho, es una necesidad perentoria”, añade Isábal.