Los grupos parlamentarios IU Aragón y Chunta Aragonesista han exigido esta mañana en una rueda conjunta en las Cortes de Aragón que el Gobierno explique de manera clara su posición sobre la Reforma de la Ley del Aborto. En concreto, la portavoz parlamentaria de IU Aragón, Patricia Luquin, y la diputada de CHA, Carmen Martínez, han explicado que mañana en el Pleno de la Cámara interpelarán al consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia, Ricardo Oliván, para que en la comparecencia solicitada por ambos grupos explique si defiende el derecho al aborto de las aragonesas o sigue el dictado del Partido Popular.

IU y CHA reclaman a Oliván que comparezca para que informe sobre su posición en la última reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud respecto al informe realizado a petición del Ministerio de Justicia sobre el impacto en la normativa sanitaria del anteproyecto de Ley Orgánica para la protección de la vida del concebido y de los derechos de la mujer embarazada.

Luquin ha criticado duramente los clamorosos silencios ante esta reforma por parte de Oliván, de la presidenta Rudi y de la directora del IAM, quien no ha dicho “ni una sola palabra sobre una contrarreforma que agrede los derechos a las mujeres a decidir sobre nuestro propio cuerpo y por una maternidad libre y responsable”.”. En este sentido, la portavoz de IU ha calificado de “esperpéntico” que la propia directora del IAM no tenga opinión sobre un tema tan trascendental.

En su opinión, la reforma de la Ley del Aborto, supone un “ataque sin precedentes los derechos de la mujer y ha reiterado que, “al menos, los miembros del Gobierno de Aragón, deberían tener la decencia de venir a explicar por qué van a apoyar esta ley”.

Cabe recordar que con la reforma se pasa de una de plazos a una de supuestos cuando en 21 de 28 países de la UE es de plazos porque desde hace tiempo está clara la importancia del acceso al aborto sin riesgos y de forma legal, ya que “está demostrado que las mujeres no dejan de abortar por tener leyes restrictivas, sino que lo hacen en peores condiciones”, ha señalado.

En cuanto a las fechas que baraja el Gobierno para que comience su tramitación, tanto Luquin como Martínez han denunciado que “pretenden hacerla de tapadillo, en julio, porque son conscientes de que más del 85 por ciento de la sociedad cree que la ley vigente es buena y no necesita una modificación”.

Tanto para IU como para CHA,  “esta reforma no solo es una cuestión de derechos y libertades, sino también de salud pública”. Sobre la posible incorporación en la reforma de la malformación fetal como motivo legal para abortar, Luquin ha aseverado que “esos pequeños avances son todos retrocesos hacia la ley de 1985 cuando hay que defender una ley para las mujeres en 2014”.

Por todo ello, el grupo de la Izquierda Plural en el Congreso presentará una enmienda a la totalidad del proyecto de ley pidiendo su retirada cuando se presente.