El responsable federal de Grandes Ciudades, José Manuel Alonso, destaca que el número de municipios que han adoptado el acuerdo en pleno de recurrir esta ley ha duplicado lo establecido por ley, con un total de 2.302 localidades, mientras que el número de personas a las que representan ha alcanzado los 16.496.185 habitantes frente a los 7.800.000 habitantes necesarios.

José Manuel Alonso, responsable federal en Izquierda Unida de Grandes Municipios ha destacado como un “éxito sin precedentes la presentación de un recurso de inconstitucionalidad contra la ley de reforma de la administración local”, celebrado el pasado sábado en Madrid.

En este sentido, Alonso ha recordado que “nunca se había utilizado este procedimiento por lo complejo que resulta movilizar a miles de ayuntamientos  que representaran a millones de personas”. “Esto demuestra -ha comentado Alonso- que existe un rechazo generalizado a una Ley que vacía de competencias los Ayuntamientos,  privatiza y recorta sus servicios.

El recurso de inconstitucionalidad ha sido presentado por una acción coordinada entre partidos ya que el exigía (art.75.bis) de la LOTC un número de municipios que supongan al menos un séptimo de los existentes en el ámbito territorial de aplicación de la disposición con rango de ley, y representen como mínimo un sexto de la población oficial del ámbito territorial correspondiente.  Sin embargo, estas cifras han sido ampliamente superadas, duplicando el número de municipios que han adoptado el acuerdo el pleno de recurrir esta ley, con un  total de 2.302 municipios frente a los 1.160 requeridos y multiplicando por dos veces y media el número de habitantes necesarios de esos municipios, llegando a  16.496.185 habitantes frente a los 7.800.000 habitantes necesarios.

 

Aragón también ha contribuido a ello

Por otra parte Pablo Muñoz Responsable de Política Municipal y Autonómica de Izquierda Unida de Aragón,  ha destacado que 164 municipios aragoneses que representan al 761.433 de la población han aprobado el recurso contra la Ley, dato que ha valorado manifestando que “los aragoneses están abiertamente en contra de esta Ley y sus efectos, Rudi debería escuchar”.