El Grupo municipal de Colectivo de Convergencia-IU en el Ayuntamiento de Tarazona mostró su desacuerdo con la fórmula de financiación propuesta para la ejecución del acceso a la urbanización que servirá de ubicación a un nuevo centro comercial junto a la carretera N-122

 

Tarazona, 29 de septiembre de 2014.- El equipo de gobierno municipal de Tarazona ha propuesto, según un preacuerdo con los promotores inmobiliarios de la unidad NP-16, la condonación del importe que según la Ley Urbanística de Aragón (LUA), debería ingresar el Ayuntamiento en compensación por el aprovechamiento urbanístico de la unidad, para destinarlo a la ejecución y dotación del acceso a la zona.

Sin embargo, según manifestó el portavoz de Colectivo de Convergencia–Izquierda Unida, Jesús García Usón, durante el último pleno municipal, “esta obra debería costearla el promotor conforme establece la LUA, y no el Ayuntamiento con sus recursos y con cargo a sus presupuestos”.

Jesús García Usón, ha asegurado que “el desarrollo de la unidad, no se puede separar de la ejecución de sus accesos, y con esa condición se aprobó el desarrollo de la misma; siendo además el mayor interesado en su construcción, en este momento”.

Según el concejal de CC-IU, “la construcción de la glorieta sobre la carretera nacional tiene vocación de provisionalidad y deberá modificarse en el desarrollo de la segunda fase de urbanización para cumplir adecuadamente con las necesidades reales y con el propio Plan General de la ciudad, por lo que no debe suponer una carga para el conjunto de los vecinos”.