El grupo parlamentario de IU Aragón ha presentado una enmienda de devolución al Proyecto de Ley de Autoridad del Profesorado y 18 enmiendas parciales. Su portavoz en la Comisión de Educación, Adolfo Barrena, ha explicado hoy en rueda de prensa el contenido y objetivo de estas enmiendas y a acusado al Gobierno central de atacar, con el consentimiento del Gobierno de Rudi, a la Educación Pública. “Al recorte efectuado por el Ejecutivio aragonés en los Presupuestos de la Comunidad Autónoma hay que sumar el propuesto en los PGE, ahora en tramitación y otro tijeretazo de 90 millones de euros que Rajoy impone a todas las CCAA”, ha explicado Barrena, quien ha asegurado que “lo que menos necesita la Educación pública es una figura legal que declare al profesorado como autoridad pública”.

A su entender, “el sistema educativo debe disponer de más medios, más inversión, especialmente ahora que ante la apertura del proceso de escolarización se han visto las necesidades que hay, como por ejemplo todos aquellos centros prometidos que no aparecen en el plan de inversiones, los aumentos de las ratios docente/alumnos y el descenso del cupo de profesorado”.

Para IU Aragón, considerar al profesor como autoridad pública puede acarrear gravísimos problemas porque se corre el riesgo de judicializar la relación profesor-alumno. “Desde el máximo respeto a la profesionalidad de los docentes, creemos que decretar la presunción de veracidad para los profesores puede dejar indefensa a la parte”más débilde la relación, el alumno, por las decisiones que puedan llegar a tomarse en el marco de una relación jerarquizada”, ha apuntado el diputado de IU. En este sentido, Barrena ha manifestado la preocupación de su formación política por la inseguridad jurídica, “ya que la ley dice que será autoridad el profesorado de los centros privados-concertados, que no es funcionario y no puede ser por tanto una autoridad pública”.

“Lo que hace falta, ha continuado, es conseguir un mayor reconocimiento del servicio público educativo y que eso pasa por prestar más apoyo a los profesores, más recursos educativos en centros, prevenir problemas de convivencia y fomentar la formación en valores democráticos”.

En cuanto a las enmiedas presentadas, IU Aragón propone cambiar el título del proyecto de ley y denominarlo “Ley de reconocimiento y valoración social de la función docente” con el objetivo, al igual que en el resto de las enmiendas, de cambiar el “concepto autoritario casposo” que trasluce el proyecto de ley. Para Barrena, “este proyecto relanza valores absolutamente trasnochados que conducen hacia la escuela segregadora, contra demandamos una escuela moderna, basada en la convivencia y en cuyos centros trabajen personas cualificadas que puedan atender las necesidades desde la mediación en los conflictos que se puedan dar”.

Para finalizar, Barrena ha explicado que en sus enmiendas IU reclama, también, la potenciación de la participación real de la comunidad educativa y el programa de atención a la diversidad