Como si de una celebración se tratara, acaba de comenzar la fiesta de los Fondos Europeos para 2014-2020. Y como en todas las buenas fiestas, no falta la tarta. España, en calidad de Estado Miembro de la UE, ya tiene su trozo, que en términos generales, es parecido al anterior 8.053 M€, y ahora toca repartirlo entre las Comunidades Autónomas. La reforma de la PAC, con muchas sombras, y su aplicación en España van tomando forma. Sin querer precipitarnos, transcurridos unos días, nos vemos en la obligación de exponer algunas consideraciones sobre las cifras gruesas del acuerdo de la Conferencia Sectorial de Desarrollo Rural del pasado 21 de enero de 2014, o lo que es lo mismo, del trozo de tarta que nos ha tocado.

En primer lugar, se ha mostrado mucha satisfacción por la cifra “conseguida” para Aragón de 466,8 millones de € provenientes del reparto de los fondos FEADER (2º pilar de la PAC) entre las comunidades autónomas, de un total de 8.053 M€; y, aunque significativamente no represente una gran variación con la programación anterior, incluso ligeramente superior (465,8 M€ antes), el peso relativo es menor que en el periodo 2007-2013, puesto que bajamos del 6,97% al 5,8%.

Y en segundo lugar y lo que resulta más preocupante, es la aplicación de la rebaja en el porcentaje de cofinanciación por parte de la Administración General del Estado (AGE) al 30% de aportación estatal, complementaria y necesaria para que lleguen los fondos europeos, frente al 50% anterior, lo que obliga a las Comunidades Autónomas a aportar el 70% con sus recursos.

En Aragón fue el Secretario General de UAGA COAG quien expuso las primeras dudas, en un encuentro organizado por la Red Aragonesa de Desarrollo Rural, sobre la aplicación directa sobre nuestra comunidad. Si se financiase con el sistema anterior, modelo que estaba previsto, el Gobierno de Aragón debería reservar 233,4M€ para que al medio rural aragonés llegasen 933,6 M€. Pues bien, si ahora sólo contamos con ese importe y éste representa el 70% de la aportación total del estado para que lleguen los fondos europeos, la AGE pondría 100,03 M€ que sumados (Gobierno de Aragón + AGE + FEADER) dan una cifra de 666,86 M€. En Aragón, poniendo lo mismo, llegará al medio rural de Aragón el 29% menos que en el periodo anterior.

Y si hacemos las operaciones siguiendo el recorrido inverso ¿cuánto debería aportar el Gobierno de Aragón para que llegue la misma cantidad al desarrollo rural? “sólo” 544,6 Millones de euros. El Gobierno de Aragón debe aportar 311,2M€ más de lo previsto para mantener las cifras de inversión en el medio rural aragonés, más del doble que en el periodo anterior. No se pretende en este artículo justificar la necesidad y las bondades de las políticas de desarrollo rural, pero sí conviene indicar que en estos fondos se incluyen las líneas de modernización de explotaciones agrarias, la incorporación de jóvenes, las medidas agroambientales, la aplicación nuevamente del programa Leader tras los buenos resultados obtenidos… en definitiva vertebración del territorio, empleo, medio ambiente… Vida en los pueblos.

Este “RECORTE” debemos sumarlo a la paralización de la Ley de Desarrollo Sostenible del Medio Rural aprobada en 2007, es decir, los famosos Planes de Desarrollo Rural Sostenible (PDRs) que tanta ilusión crearon en el medio rural aragonés y que hoy tienen ya firmado su certificado de defunción. A pesar de contar con financiación en Aragón, las “políticas de estabilidad presupuestaria”  se llevaron por delante un modelo que suponían una revolución para minorar la brecha entre el medio rural y el urbano, además de una mecánica participativa e innovadora. Así que, una vez echadas unas cuentas sencillas, la satisfacción de algunos mostrada públicamente, se ha convertido en preocupación. Ahora, si queremos compartir bien la tarta para que llegue a todo el medio rural aragonés,  la administración aragonesa debe hacer un esfuerzo presupuestario y clarificar cuanto antes las líneas que apoyen la vida en los pueblos y la conservación del medio en el horizonte 2020.

Jesús García y Luis Ángel Romero

Responsables de IU de Desarrollo Rural y Vertebración del Territorio